InspireU

Diálogos externos e internos, y lenguaje positivo.

Es humano tener dentro una vocecita interna negativa. Yo me la imagino como la señorita Rottenmeier: pelo hacia atrás, músculos faciales tensos, incluso desagradables y gafas a media nariz.

El lenguaje negativo, áspero y machacante, sirve de bien poco. Bueno sí, ayuda mucho si lo que quieres conseguir es una autoestima mermada, que tu autoconcepto sea más bien pobre y disminuir la confianza en ti misma. Para eso sí que ayuda mucho. 

Contenido del artículo

Cómo cultivar tu lenguaje interno para aumentar tu autoestima

Para suavizar la manera de hablarme, lo primero es darme cuenta de cuándo, cuánto y cómo me hablo. ¿Cómo sucede eso? Veamos.

Meditar es una manera como tantas otras, y a la vez poderosa, de conectar con nuestra voz interna. Cinco minutos al día de parar, dejar de hacer y simplemente SER. Eso es lo que te propongo hoy. Ni más ni menos.

El amor propio es base fundamental para construir una vida plena. Hasta diría yo que hace función de sol, y alrededor de éste, van orbitando planetas como la confianza, la aceptación y la compasión, entre otras cualidades preciosas de los humanos.

Cuando hablamos con nosotras mismas, a menudo nos presentamos a través de nuestro juicio sobre nuestros logros. En lugar de apreciar el esfuerzo y el trabajo duro que formaron parte de hacer ese gran vídeo cargado de contenido en Instagram y que a tantas personas llegó y probablemente ayudó, me critico por no haber dicho con exactitud lo que tenía escrito en el guion que con tanto esmero había preparado. Por ejemplo. Y mi pregunta aquí es…

¿Cómo cultivo mi amor propio si mi lenguaje interno no acompaña a esto, si es duro e inflexible y tremendamente criticón? 

La respuesta se encuentra en el lenguaje coherente, amable y cariñoso con una misma. Si deseas cultivar hábitos de lenguaje bonito y positivo, comienza percibiendo tu tendencia a criticarte. Pregúntate, ¿Qué cosas me digo con la intención de hacerme daño consciente o, en muchas ocasiones, sin darme cuenta?

Luego, comprométete a ser honesta contigo a la hora de escucharte. Voy a ponerte un ejemplo, quiero  cuidarme y he empezado a hacer ejercicio todas las mañanas. Dos días seguidos fallo a mi rutina. Me digo a mi misma “¿ves? es que no te comprometes con nada en tu vida, te ha pasado lo mismo que cuando dijiste que nadarías 3 veces en semana… qué desastre”.
Me imagino que ya sabes por donde voy. Este es un ejemplo de cómo nos podemos herir enormemente y auto-sabotearnos a toda costa. Sin sentido ni propósito. ¿Cómo puedo crear una alternativa amable? En vez de algo tan cruel, puedo decirme “han sido dos días, tampoco es para tanto, venga va, confío en ti, mañana lo consigues, no tengo duda”.

Y el lenguaje positivo no solo tiene como consecuencia el cultivo de nuestra autoestima y confianza, sino que se abren puertas con los de tu entorno, posibilidades que antes seguramente no habías interpretado de forma positiva. Es como si un halo de confianza se apoderara de ti a medida que tu lenguaje se va llenando de tintes positivos y dejas atrás el boicoteo, el castigo y los juicios de valor y moralistas.

Cuanto más utilices el lenguaje positivo en tus diálogos internos, más fácil será para ti escuchar y aceptar los pensamientos y emociones de los que te rodean. Es una terapia que abre desde luego corazones. Y es que tiene todo el sentido del mundo, al aprender a escuchar y entender nuestros propios diálogos internos, más sencillo se convierte el comprender y apoyar a los demás en sus experiencias y propias batallas internas. De esta forma, inspiras a crear interacciones más suaves, más amorosas. Y todo esto tiene premios, muchas veces imperceptibles al ojo humano, día a día, en las relaciones labradas personales y profesionales.

Recuerda: cuando hablas con confianza, segregas química que te lleva a estar en estado de amor propio que vale oro.  Si trabajas en conseguir este estado mediante el lenguaje y escritura positivos a diario, eso que se lleva tu cerebro. ¡A la rica endorfina! Y esto, se nota mucho por dentro como te digo. Pero también por fuera.

Las personas más exitosas tienden a ser más optimistas en los diferentes aspectos de sus vidas. El éxito en las empresas, las relaciones personales, las amistades, la familia y el trabajo se trabajan desde un lugar alejado del juicio y la exigencia. Esto se traduce en decisiones y comportamientos en coherencia con este optimismo. Lo que aumenta a su vez las posibilidades de crear oportunidades óptimas y acordes a sus valores. 

Si estás tratando de cultivar una sana relación contigo misma, prueba empezando por la escritura terapéutica. En esta casa de hecho, tenemos un cuaderno de trabajo que te ayudará en sus 40 páginas a conectar con tu voz más amable y construir una relación basada en la comprensión, la ternura y la motivación con la personas más importante de tu vida. TÚ MISMA. 

autoconocimiento y desarrollo personal

Cuaderno de trabajo autoconocimiento y desarrollo personal

5/5
18,00€
Hola, soy Lola

Este blog nace de la necesidad de compartir temas interesantes y que suman sobre la felicidad y el bienestar personal y profesional.

domingos de bajon

Deja atrás los domingos de

Bajón

Recíbelo gratis en tu email

Al enviar el formulario estás aceptando nuestras políticas de privacidad.