InspireU

¿Estás educando o formando a tu hijo?

La pregunta más común que ronda a prácticamente al 100% de las madres y padres es ¿sabré educar a mis hijos? Y qué sensación más mala entra por el cuerpo cuando te das cuenta que, como ya anunciaba Freud, “los padres nos equivocamos todos los días”. Pero la pregunta es ¿por qué? En mi opinión, esta pregunta tiene una muy fácil solución, porque somos humanos, imperfectos y cometemos errores.

Contenido del artículo

Diferencias entre educar y formar a un hijo

Educar significa guiar a nuestros hijos en conocimiento, valores, enseñanzas, ideas, costumbres, hábitos, etc. Esto, fundamentalmente, proviene del núcleo familiar de los pequeños. 

Formar, en cambio, se refiere al proceso de enseñanza-aprendizaje, y puede provenir tanto de la familia como de las instituciones educativas, como el colegio, instituto, clases particulares o extraescolares a las que asisten, conservatorio, deportes, cursillos de verano y un largo etcétera.

Cómo entender a tu hijo

Lo primero que diría, aunque suene a obviedad, es que te informes, te eduques y empapes de lo que quieres transmitir a tus pequeños. Veo a muchas madres en consulta que dudan al preguntarles ¿Qué quieres transmitirle a tus hijos? Así que yo comenzaría por esta tarea sencilla, pregúntate a ti misma en qué valores quieres educar a tus hijos. Y que, desde ahí, te empeñes en hacerlo tan bien como sepas. Errores vas a cometer SIEMPRE. Es lo bueno de estar viva. Perdónate los fallos amiga y sigue hacia adelante con lo aprendido en la mochila.

 

Una vez esta primera pregunta esté escrita y bien presente, diseña un plan de acción respondiendo a esta pregunta ¿Cómo voy a llevar a cabo la educación en mis valores? Y escoge 10 cosas fundamentales e innegociables. Las cuales merecerán las conversaciones o incluso batallas. Pero recuerda, es importante escoger las “batallas”, no podemos malgastar nuestra energía y tiempo en librar todas y cada una de ellas. Únicamente aquellas que merezcan tu tiempo y el de tu familia. Todo lo que esté fuera de esa lista de 10 que previamente habrás confeccionado, déjalo aparcado, vuelve a ello con calma, revísalo y toma la decisión de incluirlo en la lista de lo importante o desecharlo y ponerlo en el cajón de los “no merecen mi tiempo”.

 

Y, por último, pero no menos importante, focaliza tu atención en lo que SÍ quieres que ellos aprendan y se lleven de ti, no en lo que NO deseas que hagan. Y parece de perogrullo, ¿verdad? pues lo cierto es que esta es otra de los grandes retos a los que muchas madres y padres se tienen que dar de bruces el día en el que se lo pones enfrente, para que ellos lo vean y saquen sus conclusiones. Y suele ser la única y común…

“¿Por qué machaco tanto con lo que no quiero que hagan y no les suelo hablar de quienes son como personas o las cosas tan maravillosas que tienen que ofrecerle al mundo?”

Y es que así funcionamos la mayoría de los mortales, no hay razón para fustigarse al leer esto ni mucho menos. Con ser conscientes es suficiente. Y, por supuesto, recordarlo y llevarlo a la práctica TODOS LOS DÍAS.

Hagamos un esfuerzo por centrarnos en hablar a nuestros peques desde los valores que consideremos importantes, por ejemplo, hablarles desde el respeto siempre, en vez de hablarles de él y actual de forma agresiva; o escúchales de manera amorosa siempre, en vez de hacerlo solo cuando nos gusta como se han comportado, como un premio. No, el amor de unos padres no se gana, se ofrece incondicionalmente.

Mi consejo es actuar siempre desde tu COHERENCIA, esto es VITAL para educar en la serenidad y el respeto a nuestros más pequeños. Para que así puedan llegar a ser un día adultos independientes, sanos y derrochando amor propio a raudales.

Dos ejercicios fáciles para educar emocionalmente a nuestros hijos

  1. Nos describimos a nosotros mismos con 10 cualidades de carácter. Este ejercicio es ideal para entender cómo se encuentra tu hija/o consigo misma/o. Además, ¡es genial para hacerlo en familia y pasarlo de maravilla!

  2. El tiempo de los valores: elige 10 minutos al día para hablar de lo que os resulte importante en casa, con juegos, cuentos (los puedes ver aquí abajo) o simplemente conversando tranquilamente con ellos. Cada día podéis sacar un tema diferente y dejar que te pregunten lo que les apetezca. Es un ejercicio maravilloso para educar en valores y acercarte a tus hijos para que se sientan tranquilos y en confianza contigo.

Cuentos y libros para educar a tu hijos en valores

Aquí te dejo las seis lecturas – tanto libros como cuentos – que para mí han supuesto un antes y un después sobre cómo criar y educar a nuestros pequeños desde el amor y el respeto. Toma nota porque son maravillosos:

 

  1. Educando con propósito de Gigi Núñez. Es un libro revelador que te ayudará a aplicar los principios de la disciplina positiva para madres, padres y profesores. Para madres y padres. Para saber más o adquirir el tuyo haz click aquí.

  2. Educar con serenidad de Patricia Ramírez. Un libro que te ayudará a innovar en la educación de tus hijos e ir más allá de los patrones y creencias aprendidas, para educar en el amor y la serenidad. Para madres y padres. ¿Quieres saber más? Haz click aquí.

  3. Amar de Cristina Núñez y Rafael Valcárcel. Este cuento describe con sencillez los 40 rasgos que dan belleza a la palabra amar. Cuidado, colaboración, generosidad… acompañados de preciosas ilustraciones. Para peques a partir de 6 años. ¿Te pica el gusanillo y quieres saber más? Haz click aquí.

  4. Un corazón muy grande de Joan Turu. Este cuento te invita a reflexionar sobre el amor y cómo cultivar nuestra capacidad de querernos los unos a los otros. Para peques a partir de 3 años. Para saber más o adquirir el tuyo haz click aquí.

  5. Convivir, conciliar de Bárbara Judel. Tres cuentos para entender con otros ojos la conciliación entre la vida personal, familiar y  laboral. Para leer con peques de 6 a 8 años. ¡Quiero saber más!

  6. En el bolsillo de tu pantalón de Clara Redondo. Es una lectura para educar en hábitos saludables y bienestar familiar. Para leer con peques de 6 a 12 años. Me gustaría echarle un vistazo…

 

Como siempre, te abrazo fuerte.

Lola, de inspireU

 

Hola, soy Lola

Este blog nace de la necesidad de compartir temas interesantes y que suman sobre la felicidad y el bienestar personal y profesional.

domingos de bajon

Deja atrás los domingos de

Bajón

Recíbelo gratis en tu email

Al enviar el formulario estás aceptando nuestras políticas de privacidad.