InspireU

Venga, vamos con el tema que nos ocupa hoy… el TALENTO. Desde que tengo uso de razón he ido buscando mis talentos. Me he preguntado mucho a lo largo de mi vida ¡para qué estoy aquí!, cuál es mi propósito, qué se me dá hacer bien y cómo puedo vivir de estos talentos o, simplemente, disfrutarlos día a día. 

Llegó un punto en la adolescencia que pensé que había encontrado aquel talento del que podía vivir honradamente. Y pataplaf, menudo traspiés cuando mi profesora me dijo que, aunque disfrutara mucho tocando el piano, no era lo “suficientemente” talentosa para dedicarme y vivir de mi pasión. Para que engañarte… yo algo me olía, pero aún así es una patada en todo el ego del que no es fácil recomponerse. 

Como te puedes imaginar, no seguí la carrera de música y empecé a estudiar Psicología. Y fue más adelante, quizás en 2º de carrera, cuando averigüé lo que te cuento en este vídeo sobre cómo puedes descubrir tu(s) talento(s) propio(s). 

Y es que con el talento no te fuerzas… Yo recuerdo la de horas y horas que dediqué al piano. Era una pasión, todavía lo es, y todavía se me erizan los vellitos de los brazos nada más conectar con esos momentos en los que interpretaba a Chopin, imaginándomelo de la mano por Valldemossa con su amor George Sand. Pero es revelador cuando te das cuenta que el talento no se elige ni se fuerza. El talento es parte de ti, nace de dentro, no lo puedes explicar pero te corre por las venas y no puedes hacer nada por detenerlo o esconderlo. 

Y eso mismo fue lo que descubrí yo con 19 años. Que hiciera lo que hiciera, no podía (ni quería) reprimir mis ganas de ayudar a los demás, de trascender mis emociones y ayudar a los demás a trascender las suyas y de empatizar y acompañar a las personas en sus procesos de vida. Tanto los felices como los más duros. 

Este fue mi proceso  hasta llegar a lo que sé hoy. El talento te sale, de una manera u otra. De lo único que tienes que asegurarte es de no poner barreras ni muros indestructibles. De no ser tu propia/o enemiga/o. De dejar que aparezca y que se sienta tan cómodo como para decidir quedarse. 

El talento está ahí, ábrele la puerta y que se acomode. Y, ¿quién sabe?, quizás hasta vives de él, como me pasó a mi, aún sin buscarlo conscientemente en un principio. O quizás no los conviertes en tu modo de vida pero sí en una parte fundamental de ella. Yo todavía disfruto como el primer día cuando me siento a tocar el piano aún sabiendo que nunca seré una afamada concertista 😊.

Somos personas con GRANDEZA en potencia, y esta grandeza está en todos y cada uno de nosotros.

En este vídeo sobre el autodescubrimiento de tus talentos entenderás cómo podemos darnos cuenta de ellos para empezar a dejar salir nuestras potencialidades, dejando atrás creencias limitadoras.

Espero de verdad que te animes a acompañarme, a reflexionar y sacar tus propias conclusiones. Y, por supuesto, estás invitadísima/o a compartir con la comunidad inspireU tu historia. Es liberador, palabrita.

Y si estás pasando por un momento en el que necesitas una caricia de una mano amable y experiementada, olvídate de las barreras y los tabúes, ganas mucho por trabajar en tu propósito con una psicóloga y coach experta en la materia. 

Con amor. 

Lola, de inspireU,

domingos de bajon

Deja atrás los domingos de

Bajón

Recíbelo gratis en tu email

Al enviar el formulario estás aceptando nuestras políticas de privacidad.