InspireU

Este año está siendo más estresante que otros. Y la Navidad, aunque debería representar amor, conexión, tranquilidad…, representa para muchas personas estrés por comprar, comilonas, compromisos, etc.
 
En definitiva, muchos factores que resultan en ESTRÉS. Por no hablar de las famosas reuniones familiares.
 
Déjame que te presente a la familia Quiroga, una tan como otra cualquiera, y el antídoto para que nada ni nadie te avinagre las fiestas:
 
  • Fernando: no mueve un dedo. Piensa que los platos levitan solos a la mesa y no se siente aludido cuando se le insinúa que haga algo.  Antídoto – con sentido del humor, dile lo que necesitas que haga, breve, conciso y preciso.
  • Carlos: lo sabe todo. Da igual el tema en cuestión, no hay nada que se le resista y opine de lo que opine, tiene razón. Antídoto – darle la razón en parte nunca viene mal y trata de no sentarte todo el tiempo a su lado, que también ayuda.
  • Carmen: matriarca. Come la última, se levanta 80 veces y no se queda tranquila hasta que todo el mundo está servido. Antídoto – ayuda todo lo que puedas para darle un respiro y fomenta el trabajo en equipo siempre que tengas ocasión.
  • Juanito: pasa vergüenza fácilmente. Siente que tiene poco que ver con el resto y prefiere mantenerse al margen y esbozar una sonrisa. Antídoto – aprovecha algunos momentos para dirigirte a él e iniciar conversación a dos. Le dará menos reparo y será una manera de que empiece a sentirse más cómodo.
  • Susana: utiliza el chantaje emocional. Aprovecha estas fiestas para recordar lo poco que van a visitarla. Antídoto – deja claro que eres independiente pero si has hecho algo con lo que no te sientes cómoda puedes reflexionar sobre qué hacer para mejorar.
  • Asier: las Navidades le ponen triste. Recuerda a los que ya no están con mucha frecuencia y llora a moco tendido viendo el anuncio de la lotería de Navidad. Antídoto – muestra compasión y comprensión. No es necesario atosigarle, todos tenemos derecho a expresar nuestras emociones de diferente manera.
  • Laura: es Grinch. Odia todo lo relevante a estas fiestas. El árbol es muy americano, las luces navideñas son un gasto innecesario, la gente consume demasiado, hace mucho frío y se come demasiado. Antídoto – intenta entender de dónde viene su actitud y trata de darle la vuelta a sus argumentos con sentido del humor.
  • Roberto: la Navidad, un mitin. Todas las Navidades acaba discutiendo sobre política. Antídoto – introduce nuevos temas de conversación cada vez que se dé la ocasión.
Estas Navidades regálate a ti y a los tuyos tranquilidad mental. Es el mejor de los regalos, sobre todo en un año como este.
 
Y para el resto del año, únete a la comunidad inspireU, te espero con regalos semanales para liberarte del estrés y aprender a gestionar tu vida y tus emociones como te mereces. 
 
Visítanos en Instagram para ver el carrusel completo de cada uno de los integrantes de esta gran familia y cuéntanos si te has sentido identificada/o con alguno de ellos. 

¡Un abrazo de los fuertes y a disfrutar de estas fiestas!
Lola de inspireU 
domingos de bajon

Deja atrás los domingos de

Bajón

Recíbelo gratis en tu email

Al enviar el formulario estás aceptando nuestras políticas de privacidad.